';
side-area-logo

Test BlowerDoor

Test BlowerDoor
¿Almacenarías agua en un cubo con agujeros?

Sabiendo que la perderías toda, ¿almacenarías agua en un cubo con agujeros? Seguramente no, igual que no tiene sentido perder toda la energía que almacena una casa por no estar bien aislada. Por eso, se hace necesario realizar el test de estanqueidad BlowerDoor.

En nuestras obras utilizamos la mejor tecnología para conseguir un aislamiento total y así aprovechar la energía al máximo.

El aire de cualquier estancia necesita renovarse para poder garantizar una calidad adecuada. Esta renovación se puede llevar a cabo de dos formas: de forma controlada o no controlada. Para poder conocer la ventilación controlada y necesaria que necesitará el espacio, podemos acudir al Código Técnico de la Construcción. Mientras que para medir y conocer la ventilación no controlada, podemos realizar el test BlowerDoor.

El Código Técnico de la Edificación (CTE) es el marco normativo que establece las exigencias que deben cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad. En el CTE se indica qué ventilación es la más adecuada para la estancia y qué caudal es necesario para garantizar el confort de los espacios, siempre en función del uso de los mismos. En este caso hablamos de ventilación controlada y necesaria para el espacio.

El test de estanqueidad o ensayo BlowerDoor mide la estanqueidad o permeabilidad al aire de un edificio de viviendas u oficinas, de una vivienda unifamiliar, de una vivienda en un edificio, de una habitación, etcétera.

¿Por qué utilizar el método de BlowerDoor? Este test es importante para poder medir la eficiencia energética en las construcciones. En este caso, el test mide las filtraciones de aire no controladas. Cuando nos encontramos ante problemas de estanqueidad como filtraciones de aire del exterior al interior y viceversa, el test las detecta. Ayuda a localizar las posibles grietas y ayuda a corregir las filtraciones de aire. Como consecuencia de grietas y filtraciones, se produce un derroche de energía y dinero y poco confort en el interior de la vivienda. El ensayo de BlowerDoor es un buen método para establecer propuestas de ahorro energético.

¿Cómo se realiza el ensayo BlowerDoor?

El test BlowerDoor nos ayuda a medir la hermeticidad y la estanqueidad de nuestras construcciones, para así conocer su eficiencia energética. Esta prueba ayuda a medir la ventilación existente, que facilita las filtraciones de aire que pueden producirse desde el exterior hasta el interior, para así evitar el desperdicio de la energía.

Para ello, colocaremos un ventilador (en función del tamaño del espacio, se podrán utilizar más ventiladores) en la puerta principal. La función del ventilador será despresurizar (o presurizar) el interior del espacio, analizando la hermeticidad.

A continuación numeramos los pasos que hay que seguir para realizar el test:

  1. Recopilamos datos del espacio (superficie, volumen,…).
  2. Procedemos al sellado de cualquier entrada/salida de aire (rejillas, campanas,…).
  3. Cerramos ventanas y puertas al exterior.
  4. Montamos el marco que se colocará en la puerta y colocamos la lona y el ventilador.
  5. Encendemos el ventilador y medimos el caudal q50 (a 50 pascales de diferencia de presión entre el interior y el exterior).
  6. Con los datos obtenidos, elaboramos la gráfica de flujo de aire y presión. Ahora podemos calcular el número de renovaciones por hora por infiltraciones no controladas.

El test nos proporciona mucha información. Y, para conocer más datos, lo podemos complementar con otras mediciones: podemos utilizar anemómetros para localizar filtraciones o realizar termografías para localizar flujos de aire. De esta manera, podremos encontrar corrientes de aire provenientes de lugares como un enchufe.

Con todos estos datos se puede calcular la superficie de infiltración. Por esta superficie se escaparía el aire que hemos calentado o refrigerado.

Con los resultados obtenidos podremos determinar el grado de estanqueidad del espacio. El resultado proporcionado indica las renovaciones de aire por hora. La norma prEN ISO 13790:1999, en su anexo F, establece tres niveles de estanqueidad: bajo, medio y alto, determinando como nivel alto de estanqueidad el valor de 0,5 renovaciones por hora.

Ahorra dinero y energía y aumenta el confort de tu vivienda. El test de BlowerDoor es rápido, limpio y sin ruido. Así que su realización, además de necesaria, es cómoda para los propietarios, vecinos y operarios.

Para más información, ¡no dudes en contactar con nosotros!

COLABORADORES:

Altermat.

Onhaus.

Siga. Marca de Cintas de estanqueidad.

Blower Proof. Marca de Membrana hermética líquida.

Información extraída de la página oficial de BlowerDoor y de la página especializada www.certificadosenergticos.com

A continuación las imágenes del proceso:

Comments
Share
Equipo DICAM

En Dicam llevamos más de 25 años en la construcción y rehabilitación de edificios domésticos. Somos una empresa familiar que está en constante crecimiento y nuestro deseo profesional consiste en contribuir a la promoción de los valores humanos aplicados a la vivienda.